Diputados avalan Miscelánea Fiscal en lo general; incluye inscripción de jóvenes al SAT y tope a donaciones.

A partir de enero del 2022, será obligatorio que los jóvenes de 18 años de edad se inscriban al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Después de un debate de tres horas, el pleno de la Cámara de Diputados avaló, en lo general, el dictamen de la Miscelánea Fiscal para el 2022 con el apoyo de Morena, Verde y PT.

Este dictamen recibió 260 votos a favor de Morena, Verde y PT; y 218 en contra del PAN, PRI, PRD y MC. Inmediatamente después, el presidente, Sergio Gutiérrez decretó un receso para este martes para continuar a las 10 de la mañana con el desahogo de las 350 reservas o propuestas de modificación que presentó este dictamen.

En este dictamen, que modifica Ley del Impuesto sobre la Renta, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, de la Ley del Impuesto sobre Producción y Servicios, de la Ley Federal del Impuesto sobre Automóviles Nuevos, del Código Fiscal de la Federación y otros ordenamientos, generó el voto en contra de la oposición, es decir, del PAN, PRI, PRD y MC.

Con este dictamen se crea el nuevo Régimen Simplificado de Confianza en el que tributarán todos los pequeños contribuyentes a partir de enero del 2022. Para ello, quedará derogado el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) vigente que surgió con la reforma hacendaria del 2014 en sustitución del esquema conocido como Repecos.

En el nuevo régimen simplificado es para las personas físicas con actividad empresarial, emprendedores y pequeños negocios como estéticas, talleres mecánicos, peluquerías, papelerías, taquerías, entre otros cuyos ingresos no rebasen los 3.5 millones de pesos anuales.

Pagarán una tasa del impuesto sobre la renta (ISR) de entre 1% y el 2.5% dependiendo de sus ingresos sin derecho a deducciones de gastos.

Para los que rebasen el monto de ingresos anuales de 3.5 millones de pesos al año, tributarán en este régimen de confianza, pero pagando la misma tasa del ISR actual de hasta 30%, con otros beneficios.

A partir de enero del 2022, será obligatorio que los jóvenes de 18 años de edad se inscriban al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Estarán en el régimen de sujetos no obligados mientras permanezcan fuera del mercado laboral por los que perciban algún ingreso. Es decir que no presentarán declaración anual ni pagarán impuestos. También se topan las donaciones a Organizaciones de la Sociedad Civil y todo lo que rebase el tope pagará impuestos.

Reforma Fiscal 2022, en lo general.

Con fecha del 18 de octubre de 2021, se publica en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, el Dictamen para declaratoria de publicidad de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, con proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del Impuesto sobre la Renta, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y del Código Fiscal de la Federación.

Se destaca que entre lo aceptado por el órgano, se encuentra la obligatoriedad para que las personas físicas mayores de edad soliciten su inscripción al Registro Federal de Contribuyentes.

Además, de la creación del Régimen Simplificado de Confianza, cuyo fin es eximir del pago del Impuesto Sobre la Renta a aquellos contribuyentes, personas físicas que exclusivamente se dediquen a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas o pesqueras, siempre que el monto de sus ingresos en el ejercicio fiscal del que se trate no exceda de los 300,000 pesos.

En las disposiciones transitorias de los regímenes simplificados de confianza, se precisa que los montos máximos de ingresos para acceder en 2022 para personas físicas y morales, serán los ingresos facturados. Además, se permite que las personas físicas que opten por tributar en el nuevo régimen simplificado de confianza puedan aplicar los referidos conceptos en la declaración anual del ejercicio fiscal 2022 y no dentro de los seis meses del 2022.

La reforma a la Ley del Impuesto al Valor Agregado establece que la enajenación de productos destinados a la alimentación humana y a la de animales tiene tasa de 0%; modificar el tratamiento impositivo a los productos de gestión menstrual; señalar los requisitos del acreditamiento del IVA.